Saltar al contenido

EL orangután, la joya de Borneo

El animal más icónico sin lugar a dudas del archipiélago indonesio es el Orangután. Este simio mayor es una de las especies más amenazas del mundo, a pesar de ser quizás la más cercana al hombre desde el punto de vista evolutivo. Su hábitat, las selvas de la isla de Borneo, están menguado, al igual que lo hace el hábitat del Orangután.

La decisión sin precedentes del gobierno indonesio de trasladar la capital del país a la isla de Borneo en los siguientes años además no ha hecho más que agravar un problema ya de por si difícil para el ecosistema de Borneo, una de las islas más grandes del mundo.

El santuario de orangutanes de las montañas Meratus

En Borneo existen todavía grandes masas boscosas donde se puede encontrar el Orangután. Antiguamente la totalidad de la isla estaba cubitera por un manto de selva, por lo que el contacto entre grupos de orangutanes era común. Esto permitía que estos animales se pudiesen desplazar por la isla según sus necesidades y también favorecía el intercambio genético entre grupos, necesario para mantener sana una especie.

Al sur este de la isla se encuentra todavía una gran masa boscosa que cubre las montañas Meratus, un gran macizo rocoso que discurre paralelo a la costa este de Borneo y que es un refugio natural para los orangutanes.

Pegunungani Meratus di Bajuin.jpg

La sociedad Orangután

Los orangutanes son animales sociales. La relación mas estrecha es la que se establece entre una madre y su cría. Las madres de Orangután crían a sus pequeños durante 6 años. Son las madres las que enseñan a los pequeños orangutanes cómo sobrevivir a la selva y a la vida en soledad. Les enseñan a desplazarse por los árboles, a seleccionar las frutas más dulces y los tallos más tiernos y también les enseñan cuáles son los peligros de la naturaleza.

Las hembras orangután no viven aisladas aunque no se juntan en manada como puedan hacer los chimpancés. Las hembras con sus crías viven dispersas por un territorio el cual está controlado por un único macho dominante.

Resultado de imagen de orangutan

Aunque puede haber más machos en el grupo, éstos son siempre muy jóvenes. Sólo el orangután dominante tiene derecho a parearse con las hembras. Él debe proporcionar protección y alimento a las hembras dependientes. Los territorios que controla un sólo macho pueden extenderse varios kilómetros cuadrados.

Los machos jóvenes son expulsados del grupo en el momento que son capaces de aparearse y suponen una amenaza para el macho dominante. Mientras un grupo tenga un macho, los otros que no lo tienen tratarán de quitarle el poder a la mínima oportunidad. Además, tratarán de tener relaciones con las hembras del macho dominante. Muchas de estas relaciones tienen finalidad placentera, algo único en el mundo además además de para los humanos, ya que los orangutanes son los únicos animales que tiene relaciones sexuales fuera del periodo de celo.

Los orangutanes, a pesar de ser animales en principio apacibles, son extremadamente fuertes. Debido a su constante desplazamiento por los árboles poseen unos brazos y piernas muy desarrollados. Los machos pueden llegar a pesar más de 150 kilos, por lo que un orangután enfurecido puede ser un rival extremadamente peligroso.

Resultado de imagen de orangutan

El día a día del Orangután

Los orangutanes son vegetarianos. Ya que deben gastar grandes cantidades de energía para poder desplazarse por las ramas de los árboles, la fruta, con su gran cantidad de azúcares, es la base de su dieta. Los orangutanes se alimentan de todo tipo de frutos que encuentran en los bosques de Borneo además de hojas y brotes de varios tipos de árboles.

Los orangutanes tienen dos hábitats diferentes. Durante el día pasan la mayor parte del tiempo en el suelo o trepando por ramas bajas. Su actividad principal es buscar comida, pero también pasan gran parte de su tiempo socializando, jugando, descansando o teniendo relaciones sexuales. Cuando llueve abandonan el suelo y buscan un árbol donde refugiarse. Con varias ramas llenas de hojas se confeccionan unos pequeños paraguas ya que no les gusta demasiado mojarse.

Por la noche abandonan el suelo, ya que sería peligroso. El orangután sólo tiene dos depredadores naturales: el hombre y la pantera. A pesar de ello es necesaria la búsqueda de un lugar seguro en los altos árboles. Antes de dormir buscan un lugar cómodo donde poder construir un nido para esa noche que pueda aguantar su peso durante las 12 horas que van a pasar durmiendo.

El lugar escogido seguramente se encontrará cerca de un árbol frutal, ya que de las primeras cosas que hace un orangután nada mas despertar es empezar a alimentarse. Hoy en día sabemos que la construcción de nidos es un conocimiento innato de los orangutanes y que no pertenece a los conocimientos transmitidos por las madres, ya que incluso los especímenes criados en cautividad saben construir estos nidos exactamente de la misma manera que los ejemplares en libertad.

Dónde ver Orangutanes en Indonesia

Aunque también está presente en Sumatra, la mayor población de orangutanes de Indonesia se encuentra en la isla de Borneo. Existen varios lugares donde se pueden ver orangutanes en semilibertad y donde se puede conocer mejor a esta especie de gran primate.

Parque Nacional de Kutai

El Parque Nacional de Kutai se encuentra en el este de Borneo, cerca de la población de Bontang. Originalmente era un gran bosque, pero debido a la deforestación apenas queda el 30% de la extensión original. A pesar de ello, vale mucho la pena acercarse aquí para ver orangutanes y disfrutar de la naturaleza de Borneo.

El lugar esconde todavía áreas prácticamente vírgenes y de alto valor ecológico. El lugar está preservado por el gobierno indonesio y pertenece a su red de parques nacionales, por lo que si deseas hacer una visita o ir de caminata es necesario un permiso e ir acompañado de un guía del parque. Si quieres conocer más en profundidad qué se puede hacer allí, puedes visitar la web oficial del Parque Nacional de Kutai.

Trekkers in Kutai Jungle Boardwalk

Parque Nacional Gunung Palung

Se calcula que el Parque Nacional de Gunung es el hogar de alrededor de 2000 orangutanes. Este Parque Nacional está cubierto por un espeso bosque y recibe menos visitas turísticas. El parque tiene estatus oficial desde 1990, pero hasta hace poco tiempo tenía un grave problema de gestión. El parque estaba gestionado por una empresa privada que hacía el turismo mucho más caro de lo que debería, además de no apoyarse en la comunidad local.

Afortunadamente esto cambió recientemente, por lo que este parque está mejorando el entorno, lo que provoca que las comunidades locales se identifiquen con él y ayuden a su preservación.

El Parque Nacional de Gunung Palung es visitable, pero la ausencia de una industria turística real lo convierte en un lugar auténtico. El único lugar para alojarse es un campamento de cabañas de madera. No existen caminos ni senderos. Aquí los orangutanes no están acostumbrados al ser humano, por lo que son más complicados de divisar, lo que supone que encontrarlos sea todavía más gratificante.

Gunung Palung Jungle.jpg